dimecres, 22 de maig de 2013

La Generalitat només presenta els càlculs que interessen al nacionalisme

Reprodueixo un article de La Voz de Barcelona sobre els últims informes presentats sobre el dèficit fiscal de Catalunya per Andreu Mas-Colell.
Abans de jutjar la tendència del diari, cal jutjar les dades i la informació que aporta!

http://www.vozbcn.com/2013/05/22/140573/generalidad-esconde-balanza-fiscal/

"La Generalidad esconde los cálculos de la balanza fiscal de Cataluña menos favorables a los intereses de CiU

 Mas-Colell presenta los resultados de la balanza fiscal de Cataluña de 2010 pero, al igual que el año pasado, solo hace públicos los datos que avalan el victimismo nacionalista. Así, según su cálculo, el déficit fiscal fue del 8,5% del PIB, obviando que uno de los métodos más habituales reduce ese déficit hasta el 0,4%. 

 

Nuevo ejercicio propagandístico de la Generalidad. Si hace dos semanas TV3 emitía un documental sobre una hipotética secesión de Cataluña en el que solo se pudieron escuchar los argumentos de una de las partes -lo que incluso generó la indignación entre las filas independentistas-, este martes el consejero de Economía y Conocimiento de la Generalidad, Andreu Mas-Colell (CiU), ha presentado un cálculo de la balanza fiscal de Cataluña relativa al año 2010 en el que deliberadamente ha escondido datos significativos.
A pesar de que existen cuatro métodos habitualmente utilizados por los expertos para calcular el saldo fiscal entre un territorio y una administración pública, Mas-Colell solo ha hecho públicos los resultados dos de ellos, que casualmente son los más favorables al mensaje político que defiende CiU, en el sentido de trasladar la existencia de un supuesto maltrato fiscal a Cataluña por parte del Gobierno.
Tanto el consejero, durante su presentación ante los medios de comunicación, como los documentos que ha emitido el departamento que dirige (el informe completo, de 61 páginas; un resumen de 14 páginas; y una presentación gráfica, también de 14 páginas) han evitado en todo momento indicar los resultados que ofrece la balanza fiscal por los dos métodos restantes, cuyos datos difieren sustancialmente de los presentados.
El método más ajustado a la realidad ofrece un déficit fiscal del 0,4% del PIB
Así, según el método de la carga-beneficio (o flujo del beneficio) sin neutralizar, el déficit fiscal de Cataluña en 2010 fue de 774 millones de euros (un 0,4% del PIB). Mientras que por el método del flujo monetario sin neutralizar, el déficit fiscal alcanzó los 5.835 millones de euros (un 3% del PIB). Unas cifras que no ha ofrecido el consejero y que solo es posible calcular recogiendo datos sueltos plasmados en mitad del informe.
En cambio, Mas-Colell sí ha ofrecido las conclusiones a las que se llega por los otros dos métodos. En concreto, ha destacado que por el método de la carga-beneficio neutralizado el déficit fiscal de Cataluña en 2010 fue de 11.258 millones de euros (un 5,8% del PIB). Mientras que por el método del flujo monetario neutralizado el déficit fiscal ascendió a 16.543 millones de euros (un 8,5% del PIB).
Tras insistir reiteradamente en que esta última es la cifra que la Generalidad considera más válida, el consejero ha conseguido su propósito, y los principales medios de comunicación solo han destacado este último dato en sus portadas.
La diferencia entre los dos métodos principales de cálculo
La diferencia fundamental entre los dos métodos principales para calcular la balanza fiscal (esto es, el saldo entre lo que se recauda en impuestos en un territorio y lo que las administraciones invierten y gastan en esa misma zona) estriba en la imputación de los gastos e inversiones.
El método de la carga-beneficio considera como gastos del territorio todos los que generan algún tipo de beneficio directo a dicha región, independientemente de que se hayan efectuado allí. De tal forma que, por este sistema se considera un beneficio para Cataluña, por ejemplo, una parte de los gastos en defensa o en política exterior.
El método del flujo monetario solo contabiliza como gastos del territorio aquellos que han sido efectuados materialmente en él. Este sistema puede dar lugar a resultados absurdos, como por ejemplo, imputar el coste del AVE Barcelona-Madrid (más de 7.000 millones de euros para construirlo y entre 30.000 y 200.000 euros por kilómetro y año para mantenerlo) como si fuera una inversión repartida de forma proporcional a las CCAA por donde transcurre la línea. Es decir, un 10% a Madrid, un 20% a Castilla-La Mancha, un 30% a Cataluña y un 40% a Aragón, cuando la lógica económica dice que las principales CCAA beneficiadas por esta infraestructura son, de forma muy destacada, la Comunidad de Madrid y Cataluña.
La neutralización
Sin embargo, la mayor diferencia entre los resultados que ofrecen los distintos cálculos de la balanza fiscal de Cataluña en 2010 estriba en aplicar o no lo que se conoce como neutralización. La neutralización consiste en ajustar los datos reales a una hipotética situación en la que las administraciones no tuviesen déficit.
Los defensores de aplicar la neutralización -en este caso, por ejemplo, el consejero Mas-Colell- argumentan que, en una situación de déficit elevado, como viene ocurriendo los últimos años, ese déficit se cubre con emisiones de deuda, no con los ingresos por impuestos, que se utiliza para hacer frente a los gastos de las CCAA y hace que se reduzcan o desaparezcan los déficits fiscales interterritoriales que podría haber en caso de equilibro en las cuentas de la Administración General del Estado.
Según el método del flujo-monetario antes de neutralizar, el Gobierno recaudó en Cataluña 51.164 millones de euros en 2010 (un 19,35% del total recaudado a nivel nacional), y revirtió en forma de gastos e inversiones 45.329 millones. Esto supone el citado supuesto déficit fiscal de 5.835 millones de euros (3% del PIB).
¿Cómo se realiza la neutralización? Se toma el déficit en el que incurrió la Administración General del Estado ese año, que fue de 55.329 millones (cubierto mediante la emisión de deuda pública), y se considera que el 19,35% de ese déficit (esto es, el mismo porcentaje que suponen los ingresos por impuestos recaudados en Cataluña respecto a la recaudación total a nivel nacional) también son ‘ingresos detraídos de Cataluña’, pese a que en realidad no lo fueron, y se suman a los ingresos realmente obtenidos mediante impuestos.
Así, a los 51.164 millones de euros realmente recaudados en Cataluña, se le suman otros 10.708 millones que corresponden a la parte proporcional del déficit de la Administración General del Estado, y se llega a una cifra hipotética de 61.872 millones. De esta se restan los 45.329 euros de gastos e inversiones efectivamente realizados en Cataluña, y se alcanza el resultado final del déficit fiscal por el método del flujo monetario neutralizado: 16.543 millones.
Esa es la cifra que, según la Generalidad, corresponde a un dinero que “se va a Madrid y no vuelve”, cuando en realidad dos tercios de esa cantidad corresponden a emisiones de deuda de la Administración General del Estado que esta deberá devolver en el futuro incluyendo sus intereses. Una cifra de la que, además, no se han descontado los servicios comunes que suponen un beneficio para Cataluña (como defensa, política exterior, etcétera), que sí recoge el método de la carga-beneficio.
Mas-Colell también escondió datos el año pasado
En marzo del año pasado, durante la presentación de la balanza comercial del período 2006-2009, el consejero también escondió algunos de los resultados de la balanza fiscal. En aquella ocasión, Mas-Colell anunció que el déficit fiscal de Cataluña por el método del flujo monetario neutralizado para el año 2009 fue de 16.409 millones de euros (8,4% del PIB), mientras que según la carga-beneficio neutralizado fue de 11.261 millones de euros (5,8% del PIB).
Horas después, cuando estos datos ya habían sido difundidos por los medios de comunicación, la Consejería dio a conocer el resultado por el tercero de los sistemas de cálculo, el del flujo monetario sin neutralizar, que arrojaba un déficit fiscal muy inferior a los anteriores: 791 millones (0,4% del PIB). El PSC tardó tres días en darse cuenta de ello y denunciarlo.
El cuarto de los resultados, el de la carga-beneficio sin neutralizar, la Generalidad solo lo hizo público meses después y de forma indirecta, a través de un informe de un órgano asesor del Gobierno autonómico, el Consejo de Trabajo Económico y Social de Cataluña (CTESC). El motivo de esta desinformación es evidente, puesto que este cálculo reflejaba un superávit fiscal de 4.015 millones de euros (el 2,1% del PIB).
Críticas del PSC, PP y Ciudadanos
Este martes, al constatar que se ha repetido la estrategia del año pasado, diversos grupos de la oposición no han dudado en cargar contra Mas-Colell. El portavoz del PSC, Maurici Lucena ha lamentado que el consejero haya puesto el énfasis en una de las metodologías para calcular la balanza fiscal, y le ha acusado de “utilizar las cifras que benefician a su proyecto político”. “Es bueno que miremos todos los métodos conjuntamente y no nos fijemos solo en una cifra determinada”, ha indicado.
De igual forma, el portavoz del PP en el Parlamento autonómico, Enric Millo, ha exigido a Mas-Colell que haga públicos todos los resultados. “Por lo que parece, cada uno explica lo que más le conviene“, ha señalado, y ha advertido de que este debate solo sirve para alimentar el constante discurso victimista de las formaciones nacionalistas.
Finalmente, Albert Rivera, presidente de Ciudadanos, ha señalado que “presentar las balanzas fiscales antes de tener unos presupuestos [como es el caso de la Generalidad] muestra la debilidad de este gobierno”, que es incapaz de aprobar unas cuentas para 2013."

 




7 comentaris:

  1. No penso tornar-ho a explicar. Sou uns pesats i, o no sabeu fer numeros, o voleu enganyar al personal.

    ResponElimina
  2. Vosaltres també voleu enganyar al personal quan no compteu, en els vostres números (i ho dic pels estudis que he llegit) amb inversions que no es fan directament a Catalunya però que podem gaudir-ne tots els catalans, com ara la xarxa d'ambaixades que ens pot solucionar qualsevol problema quan estem de vacances.

    D'altra banda, tú i alguns economistes diuen que un mètode és millor; d'altres, que és millor un altre. Hi ha estudis a dojo i molts es contradiuen. Al final només ens queda reclamar un finançament bo per a totes les regions i, el que importa, per a totes les persones. I això només es pot fer en un marc no capitalista de l'estat, és a dir, canviant d'arrel la merda de sistema econòmic i polític que tenim. I en això hem d'estar units tots els espanyols.
    Però vaja, es veu que alguns seguiu estant al costat de l'alta burgesia catalana abans que amb els treballadors andalusos, extremenys o madrilenys, que pateixen igual que nosaltres.

    ResponElimina
  3. Però tt'ho creus que hi guanyem calers? Només cal recorrer el centre i el sud i les seves industrias testimonials per saber que sense Catalunya i un parell més aquella gent estaria a la misèria. Amb les subvencions que paguem els catalans estan de conya. Dit per immigrants andalusos, com bé hauràs sentit també tu.

    ResponElimina
  4. Si, és que Catalunya aporta més diners a la resta d'Espanya que moltes altres comunitats. Igual que dins de Catalunya, Barcelona està mantenint Lleida i Tarragona. I Igual que un directiu de la gran banca aporta més en impostos que un auxiliar de botiga de Telepizza. Qui més té, més paga. És just i lògic.

    Ah, i dius que els andalusos estan de conya? Em sembla molt fort que una persona reflexiva com tu digui això d'una regió que han arribat al punt d'haver de saquejar superrmercats.

    I per acabar, una petita reflexió: Catalunya seria el que és si no hagués format part d'Espanya? Va mantenir el seu imperi marítim gràcies a Castella (i això ho diu Vicens Vives), va mantenir-se lliure de França gràcies a Espanya (a la resta d'Espanya, s'entén). Va desenvolupar-se econòmicament i industrialment de manera brillant gràcies a les reformes borbòniques, i la burgesia catalana va enriquir-se gràcies a un proteccionisme que va fer disminuir el nivell de vida de tots els espanyols.

    I si, he sentit andalusos que diuen això. I d'altres que diuen coses molt diferents.

    ResponElimina
  5. Ah, i no, no guanyem diners estant a Espanya. Crec que tampoc en guanyariem si n'estiguéssim fora (de fet, crec que les coses ens anirien pitjor).
    No es tracta de guanyar diners. Es tracta de formar part del que som i hem estat al llarg dels selges, per molt que la miopia contagiosa del nacionalisme vulgui fer-nos-ho oblidar: http://pensarhispanico.blogspot.com.es/2012/12/catalans-espanyols-espanyols-catalans.html

    ResponElimina
  6. Et podria comrendre perfectament, però collons que no ens surti tan car estar "units"! Sospito que a tu et deuen anar molt bé les coses:) -economicament.

    ResponElimina
  7. Doncs no, tinc bastantes dificultats econòmiques.

    ResponElimina