dijous, 14 de febrer de 2013

Reflexiones filosóficas (con Proudhon): mérito, propiedad y sociedad



"Pero determinar en especie el valor de un talento cualquiera es cosa 
imposible, porque el talento y los méritos son inconmensurables. ¿Por qué
motivo razonable puede justificarse que un médico debe ganar doble, triple 
o céntuple que un campesino? Dificultad inextricable que nunca ha sido
resuelta sino por la avaricia, la necesidad y la opresión. No es así, 
ciertamente, como debe determinarse el derecho de talento. ¿Pero qué 
criterio seguir para señalarlo?

4º. He afirmado antes que el médico no puede ser peor retribuido que 
cualquier otro productor, que no debe quedar por bajo de la igualdad, y no 
me detendré a demostrarlo.

Pero ahora añado que tampoco puede elevarse por cima de esa misma 
igualdad, porque su talento es una propiedad colectiva que no ha pagado y
de la que siempre será deudor. Así como la creación de todo instrumento de 
producción es el resultado de un esfuerzo colectivo, el talento y la
ciencia de un hombre son producto de la inteligencia universal y de una 
ciencia general lentamente acumulada por multitud de sabios, mediante el
concurso de un sinnúmero de industrias inferiores. Aun cuando el médico 
haya pagado sus profesores, sus libros, sus títulos y satisfecho todos sus
gastos, no por eso puede decirse que ha pagado su talento, como el 
capitalista tampoco ha pagado su finca y su palacio con el salario de sus
obreros. El hombre de talento ha contribuido a producir en sí mismo un 
instrumento útil, del cual es coposeedor, pero no propietario. A un mismo
tiempo existen en él un trabajador libre y un capital social acumulado. 
Como trabajador es apto para el uso de un instrumento, para la dirección de
una máquina, que es su propia capacidad. Como capital no se pertenece, no 
debe explotarse en su beneficio, sino en el de los demás hombres.

(...)


El artista, el sabio, el poeta reciben su justa recompensa sólo con que la 
sociedad les permita entregarse exclusivamente a la ciencia y al arte. De
modo que en realidad no trabajan para ellos, sino para la sociedad que les 
ha instruido y les dispensa de otro trabajo. La sociedad puede, en rigor,
pasarse sin prosa, ni versos, ni música, ni pintura; pero no puede estar un 
solo día sin comida ni alojamiento.

Es indudable que el hombre no vive sólo de pan. Vive también, según el 
Evangelio, de la palabra de Dios, es decir, debe amar el bien y practicarle,
conocer y admirar lo bello, contemplar las maravillas de la Naturaleza. Mas 
para cultivar su alma es preciso que comience por mantener su cuerpo.
La necesidad le ha impuesto este último deber, cuyo cumplimiento no 
puede dejar desatendido. Si es honroso educar e instruir a los hombres,
también lo es alimentarles. Cuando la sociedad, fiel al principio de la 
división del trabajo, encomienda a uno de sus miembros una labor artística 
o científica, haciéndole abandonar el trabajo común, le debe una 
indemnización por cuanto le impide producir industrialmente, pero nada 
más. Si el designado pidiera más, la sociedad, rehusando sus servicios, 
reduciría sus pretensiones a la nada. Y entonces, obligado para vivir a 
dedicarse a un trabajo para el cual la Naturaleza no le dio aptitud alguna, el 
hombre de talento conocería su imperfección y viviría de un modo 
miserable."

PIERRE JOSEPH-PROUDHON, ¿Qué es la propiedad?, Primera parte, Capítulo VII

Magnífico texto de Proudhon en el cual se desmiente uno de los grandes prejuicios burgueses: la mayor consideración social a los trabajos artísicos o científicos por encima del trabajo manual (y, más concretamente, por encima del trabajo no cualificado).
En efecto, nuestra sociedad, espiritual e ideológicamente burguesa, tiende a mirar con cierto menosprecio a oficios como la construcción, la hostelería en establecimientos humildes, el trabajo en almacenes, etc o, como mínimo, a considerarlos por debajo de otros oficios más "respetables", como la arquitectura, la ingeniería o la literatura (la de éxito comercial, por supuesto). No es raro ver trabajadores no cualificados sentirse inferiores ante un licenciado o un doctorado, y es común ver como algo normal la enorme diferencia de salarios entre unas profesiones u otras.

Pero aquí Prodhon muestra, magistralmente, dos cosas: en primer lugar, el talento artístico o científico no es mérito único del poseedor de dicho talento, sino que es mérito de artista o científico y también de la sociedad. Y es patrimonio de la sociedad por dos motivos: porque su conocimiento proviene de generaciones anteriores y porque la sociedad permite, con el trabajo de todos, que haya podido desarrollar y ejercer su talento. En segundo lugar, los artistas y gran parte de científicos realizan un trabajo bello (en ocasiones, utilísimo), pero que no es más importante que muchos de los trabajos no cualificados (o de cualificación no universitaria). Más bien al contrario: el ser humano puede sufrir si no tiene ningún arte del que disfrutar, pero se sume en la desesperación si no tiene una vivienda (construida por obreros). La sociedad se mantiene a flote (y, con ella, los puestos de trabajo de artistas y científicos) gracias al trabajo de millones de trabajadores anónimos y, en muchas ocasiones, menospreciados. 

¿Tiene sentido que un futbolista cobre tantísimo más que los obreros que han construido el estadio? ¿Acaso el trabajo de un gran poeta es más importante que el trabajo de un basurero, que mantiene la ciudad limpia?

No es justificable, como bien demuestra el maestro Proudhon, que unos trabajos estén tan enormemente mejor retribuidos que otros. Gracias deberían dar de poder vivir únicamente de su vocación. La sociedad es un cuerpo diverso pero unitario, y como tal debe repartir la riqueza de una manera equitativa. No solo la riqueza material, sino también la espiritual.

Devolvamos a TODOS los trabajadores, sean del sector que sean y tengan la cualificación que tengan, la dignidad que todo trabajo lleva implícita. Pero para ello es necesario deshacerse de dos de las peores lacras de Occidente: el individualismo y el capitalismo.

11 comentaris:

  1. La basura quedátela en tu blog de mierda, ¿Tan desesperados estáis los fascistas que tenéis que incluso traducir textos libertarios al catalán y ponerlos en Indymedia para atraer a alguien?

    Escoria, no engañáis a nadie.

    ResponElimina
  2. Qué mania con que soy fascista...
    Cuánta estupidez....
    No voy ni a contestarte. Tampoco censurarte, puesto que tú mismo te retratas.

    ResponElimina
  3. NO ho sento, però la meva ment està totalment tancada davant les idees FEIXISTES com les del fundador de la Falange o les que reclamen la "hispanitat" i glorifiquen dictadures.

    No volem sentir el discurs ambigu, incoherent i eclèctic que l'únic que pretén és enganyar, tergivesar i manipular que és el que heu fet històricament els feixistes plagiant el discurs revolucionari per acabar destapant la que és la vostra única funció: la de gossos assassins protectors del capitalisme i els privilegis dels poderosos.

    No és casualitat que cada vegada que hi ha "crisi" i el sistema dominant és qüestionat, aparegueu vosaltres com a últims guardians de l'ordre.

    Amb intoxicar des del teu blog ja tenim suficient, se't veu el "plumero" a quilòmetre i més quan penges notícies a Indymedia com a mitjà per fer spam d'aquesta adreça.

    ResponElimina
    Respostes
    1. Per començar, et diré que estic en contra de les dictadures.
      Que José Antonio tenia idees feixistes és un tòpic generat per la falta de lectura i, sobretot de crítica. Pels anarquistes d'avui en dia, José Antonio era un feixista. Però, és curiós, anarquistes i socialistes de la seva època en tenien una bona opinió de les seves qualitats humanes i polítiques, si bé no coincidien en tot (òbviament).

      Si llegissis atentament José Antonio veuries clarament la seva evolució política i la seva defensa d'un sistema participatiu i de la Justícia Social. Ideals pels quals van seguir lluitant falangistes com Narciso Perales o Ceferino Maestú, que van lluitar activament contra el franquisme participant en protestes i impulsant el naixement de les primeres Comisions Obreres de llavors. També podries veure l'antiracisme explícit en la doctrina falangista i en l'hispanisme, del qual estic convençut que no n'has llegit absolutament res (en vista de tot el que dius). Ja d'entrada, puc assegurar-te que l'hispanisme és una doctrina molt rica i que ha evolucionat, i que té quelcom molt valuós (del que, per cert, careix el nacionalisme català): l'autocrítica.

      Espero que algun dia tu i molts dels teus, que no us nego pas la vostra bona fe i els vostres autèntics anèls d'una societat millor, feu una mica de revisió crítica de les vostres preconcepcions. Evidentment, no estic proposant que us torneu falangistes ni hispanistes (ni molt menys!). Però estaria bé que, com a mínim, sabéssiu qui és qui, i no ens barregessiu amb els nazis, feixistes ni racistes, car n'estem absolutament allunyats. No tenim res a veure amb partits neonazis, ni amb aquells que es fan malanomenar FE-La Falange.
      Puc assegurar-te que no trobaràs, en tots els documents de FE-JONS i Falange Auténtica, ni un vestigi de dictatorialisme ni, molt menys, racisme.

      D'altra banda, no plagiem pas res. És cert que el discurs falangista té semblances amb l'anarquisme i el marxisme, però també els critiquem. No ens volem pas fer passar per vosaltres, tranquils. Ara bé, no pots demanar-nos que renunciem a la condemna del capitalisme, perquè el detestem tant com vosaltres. Tu pots seguir dient que no, però nosaltres sabem el que som i el que pensem.

      I, personalment, no sé pas com defenso els privilegis dels poderosos, ja que sempre que puc he anat a protestes, manifestacions i he parlat/escrit en contra d'aquests privilegis.

      Per acabar, FE-JONS ha estat sempre allà, amb el mateix discurs, les mateixes idees i les mateixes propostes. No ha esperat pas a la crisi per fer-se veure. I consti que no sóc afiliat.

      En fi, rep una salutació cordial.

      Elimina
    2. Me n'oblidava...en el meu discurs, on estan les contradiccions?

      Elimina
    3. Conec molt bé els punts del programa fundacional de la Falange (en gran part copiats literalment del de la CNT, afegint-hi el component caspós, espanyolista, totalitari i ultracatòlic), contra qui anava dirigida la seva violència al carrer als temps de la República, qui els va finançar i promoure, a quin bàndol es van situar a la Guerra Civil i durant la dictadura, quina mena d'accions assassines duien a terme durant i després de la "transició"... I quina mena d'escòria antisocial la conforma avui dia.

      No enganyes a ningú, ja t'ho hem dit. No busqueu uns falsos punts en comú, ni sou anticapitalistes ni sou res més que un impediment al camí del poble i el seu alliberament (o més aviat ho vau ser, avui dia no sou més que 4 viejos que pugen a Montjuïc a fer el pena el 12 d'Octubre i 4 frikis cocainòmans plens de tatuatges i agressivitat psicòtica).

      A la puta merda tu, la Falange i els feixistes i neonazis en general: sou exactament la mateixa cosa, ja ho podeu negar un i mil cops que a l'hora de la veritat acabeu juntant-vos i ni així sou més que una patètica colla de descerebrats.

      Elimina
  4. Per si no t'ha quedat prou clar:

    http://barcelona.indymedia.org/mod/info/display/criteris_de_moderaci%C3%B3_a/index.php

    Criteris de Moderació a Indymedia Barcelona

    Article d'ORGANITZACIÓ FEIXISTA en general (nazis, falangistes, franquistes/nacional-catòliques, militaristes, feudals/nobles, policials, carcelleres).

    ENALTIMENT DE líders històrics FEIXISTES.

    ENALTIMENT DE l'ús de la VIOLÈNCIA o l'OPRESSIÓ (incloent les presons, la policia, les armes i la guerra).

    PROJECCIÓ OCULTADORA DE LA PRÒPIA IDEOLOGIA: com els feixistes titllant de feixistes els demés.

    ResponElimina
  5. La teva ignorància és llastimosa. Es nota la falta d'autocrítica i lectura. Quan tingui temps et contesto absolutamente tota la sarta de bestieses que has abocat.

    ResponElimina
  6. A veure...

    -el programa fundacional: això és un programa inicial que es va desenvolupar al llarg dels anys, transformant-se en una doctrina totalment revolucionària. Llegeix els textos de José Antonio del 35 i el 36. D'altra banda, on hi ha la caspa i l'ultracatolicisme? Posa'm cites, si et plau. És molt fàcil fer afirmacions altisonants que saps que tothom t'aplaudirà. El que és més difícil és justificar el que es diu ;)

    - totalitari? El totalitarisme per José Antonio significava que la totalitat dels ciutadans PARTICIPIN del govern de la nació. El terme ha estat deixat de banda pel falangisme degut a les connotacions que ha pres. Però per la nostra doctrina, mai ha estat significat de dictadura repressora.

    - violència: Falange va començar a practicar la violència contra l'esquerra quan aquesta ja havia causat diversos morts en les files falangistes. Això està demostrat hsitòricament (està als llibres), així com la poca disposició que tenia José Antonio per la violència mortal (això també està documentat, i t'ho puc demostrar).

    -bàndol a la guerra civil: en efecte, Falange va estar al bàndol nacional. Però això no vol dir que pensés com els carlistes o els cedistes. De fet, ja a partir del 37 hi havien falangistes disidents. I ja he comentat que molts falangistes van lluitar activament contra la dictadura al llarg del franquisme. A més, alguns falangistes van defensar a anarquistes en judicis de guerra (per exemple, a Joan Peiró). Daltra banda, el segon Jefe nacional, Manuel Hedilla, insistia en que els falangistes no actuessin contra els treballadors i els pagesos en els pobles que es conquerien a la guerra. Llegeix els seus escrits i circulars oficials del partits. I un apunt: en una guerra s'agafen companys, i això no vol dir que pensis com ells. Els anarquistes vau estar al costat de la burgesia (d'esquerres, però burgesia) i a Catalunya vau formar part d'un govern (traïnt els vostres principis). Però en realitat no és una taïció, és la conseqüència d ela necessitat d'haver d'aliar-se amb algú durant una guerra. Com la URSS amb els països capitalistes durant la II Guerra Mundial, o com els comunistes xinesos de Mao, que es van aliar amb el Kuomintang per lluitar contra la invasió japonesa.

    - l'escòria que forma Falange actualment: es nota que no coneixes a ningú de Falange ;)

    - falangistes i neonazis són el mateix: totalment fals. Hi ha immenses diferències. Per començar, el nazisme té el seu nucli n el racisme excloent, i el falangisme rebutja el racisme per principi. El nazisme imposa l'autoritat del partit a la societat i el falangisme promou la participació directa dels ciutadans. Per posar només dos exemples... Per cert, CAP falangista ha anat MAI a Montjuïc el 12 d'octubre. Bé, hi van els de FE-La Falange. Però no són falangistes.

    En fi, penso que hauries de reflexionar, revisar els teus prejudicis (que són molts) i obrir una mica la teva ment.

    ResponElimina
    Respostes
    1. Per útlim: mira què pensaven alguns anarquistes i socialistes que van conèixer José Antonio, així com alguns historiadors d'esquerres:

      “Es ahora cuando se puede medir la torpeza en que se incurrió al consentir el fusilamiento de José Antonio Primo de Rivera, cuya muerte no ha sido oficialmente publicada por sus camaradas. Es el Ausente, adjetivo que expresa una duda esperanzada. Esperanza condenada a rápida extinción. Primo de Rivera acabó sus días el 19 (sic) de noviembre de 1936. Su testamento tiene fecha anterior. Es un documento sobrio y sereno, que no carece de sincera emoción. Aquella que le da el trance en que ha sido escrito. Juzgue el lector de la parte humana y política”
      (Julián Zugazagoitia, periodista y político bilbaino, director de El Socialista de Madrid, diputado a Cortes, ministro de Gobernación en el primer gabinete presidido por Juan Negrín)

      “José Antonio y yo nos sentábamos juntos en la Cámara y pronto nos hicimos amigos. Comentábamos los debates del día, hablábamos de cualquier cosa. Recuerdo que siempre me decía: Teodomiro, si no fuese por sus ideas religiosas, qué cerca estaríamos usted y yo en política. En el fondo todos queremos lo mismo. Y era cierto”
      (Teodomiro Menéndez, diputado socialista y uno de los responsables de la Revolución de Asturias)

      “Juan Negrín, Indalecio Prieto o Julián Besteiro podían haberse entendido perfectamente con José Antonio Primo de Rivera, antes que con un Joaquín Maurín, un García Oliver o con Andrés Nin. Las simpatías de Negrín y Prieto hacia José Antonio eran innegables a pesar de que no compartían su ideario, pero sí el amor a España por encima de toda contingencia política” (Joan Llarch, biógrafo de Juan Negrín y Durruti)

      “A pesar de la diferencia que nos separaba, veíamos algo de ese parentesco espiritual con José Antonio Primo de Rivera, hombre combativo, patriota, en busca de soluciones para el porvenir del país. Hizo antes de julio de 1936 diversas tentativas para entrevistarse con nosotros. Mientras toda la Policía de la República no había descubierto cuál era nuestra función en la FAI, lo supo Primo de Rivera, jefe de otra organización clandestina, la Falange Española. No hemos querido entonces, por razones de táctica consagrada entre nosotros, ninguna clase de relaciones. Ni siquiera tuvimos la cortesía de acusar recibo a la documentación que nos hizo llegar para que conociésemos una parte de su pensamiento, asegurándonos que podía ser base para una acción conjunta a favor de España. Estallada la guerra, cayó prisionero y fue condenado a muerte y ejecutado. Anarquistas argentinos nos pidieron que intercediésemos para que este hombre no fuese fusilado. No estaba en manos nuestras impedirlo, a causa de las relaciones tirantes que manteníamos con el Gobierno central, pero hemos pensado entonces y seguimos pensando que fue un error de parte de la República el fusilamiento de José Antonio Primo de Rivera; españoles de esa talla, patriotas como él, no son peligrosos ni siquiera en las filas enemigas. Pertenecen a los que reivindican a España y sostienen lo español, aun desde los campos opuestos, elegidos equivocadamente como los más adecuados a sus aspiraciones generosas. ¡Cuánto hubiera cambiado el destino de España si un acuerdo entre nosotros hubiese sido tácitamente posible, según los deseos de Primo de Rivera!”
      (Diego Abad de Santillán, anarquista miembro de la CNT-FAI)

      Elimina
    2. “Lo que quería José Antonio era convencer, de ninguna manera imponer, como ocurría con una gran parte de sus correligionarios y seguidores. En sus raíces era un seductor, no un dictador. Él creía en la dialéctica del puño y las pistolas como recurso supremo, pero estas bravuconadas hay que entenderlas como concesiones a la época y no como manifestaciones esenciales de un modo de ser. La violencia y el pistolerismo eran un instrumento común en su tiempo, empleado por todos los partidos radicales, no sólo por Falange. En rigor, José Antonio se opuso siempre a la violencia que en España habían introducido las bandas del Sindicato Libre, los pistoleros anarcosindicalistas, los alabiñanistas y los mismos estudiantes ultras de la FUE. Antes de organizar ella misma sus cuadros represivos, la Falange fue víctima de represalias físicas de la extrema izquierda. Todo el que no tenga en cuenta ese hecho decisivo se descalifica a sí mismo para enjuiciar con honestidad el proceso evolutivo. Fue la moderada actitud de José Antonio ante las eliminaciones de varios militares y falangistas lo que motivó en el seno de la Falange el surgimiento de un grupo que exigía el terror contra la izquierda […]. Fueron Ansaldo y Manuel Groizard quienes abogaron por la táctica del terror como instrumento de lucha. José Antonio demoró cuanto pudo estos métodos vindicativos; el terror practicado por los ultraizquiedistas no favoreció la inicial templaza joseantoniana. Las turbias escuadras de la Falange de la Sangre fueron aceptadas al final por José Antonio, como pura necesidad pragmática pero no por convicciones interiores”
      (Heleno Saña, escritor anarquista)


      “Cuantos me reprochaban las defensas de ese joven impetuoso y bien intencionado, conocen mi respuesta. Es que también le debía la vida, porque él y su gente me custodiaron hasta mi domicilio, una noche en que algunos, que se decían correligionarios míos, habían acordado ‘abolirme’. Ya conoce V.E., por escrito, el episodio. Son páginas personales que dicen muchas cosas.”
      “Data de muchísimo tiempo la afirmación de que en todas las ideas hay algo de verdad. Me viene esto a la memoria a cuenta de los manuscritos que José Antonio Primo de Rivera dejó en la cárcel de Alicante. Acaso en España no hemos confrontado con serenidad las respectivas ideologías para descubrir las coincidencias, que quizá fueran fundamentales, y medir las divergencias, probablemente secundarias, a fin de apreciar si éstas valían la pena de ventilar en el campo de batalla. La confrontación de ideologías, que no se hizo entonces, debe hacerse ahora. Porque es necesario un esfuerzo generoso en busca de puntos de concordia que hagan posible la convivencia, tratándonos como hermanos y no peleando como hienas”
      (Indalecio Prieto, dirigente socialista)

      “José Antonio era un hombre cultivado de sensibilidad y encanto a quien incluso sus enemigos respetaban”
      (Hugo Thomas, hispanista de izquierdas)

      “Si José Antonio Primo de Rivera hubiera estado en Granada, a Lorca no le matan. Porque Primo era un hombre con cultura, un poco poeta y con él se podía razonar. Yo hasta le tengo cierto cariño”
      (Ian Gibson, hispanista de izquierdas)

      “Aunque no comulgo con la ideología, sí creo que José Antonio Primo de Rivera era una persona honrada, con ideales, y que intentó actuar en bien de la sociedad y de España”
      (Paul Preston, hispanista de izquierdas famoso por sus duras críticas al franquismo)

      Elimina