dimecres, 17 d’octubre de 2012

Contra la mentira del expolio fiscal


A lo largo de las últimas décadas, el nacionalismo catalán ha mutado su discurso. Como el discurso étnico-lingüístico no conseguía ganarse a la ciudadanía catalana, mayoritáriamente bilingüe con una importantísima presencia de castellanohablantes, progresivamente fueron edificando el discurso económico (el del supuesto “expolio fiscal”), que ha pasado a ser el argumento estrella a favor de la independencia del antiguo Principado. Discurso que se ha ganado a muchos castellanohablantes, bastantes de los cuales son originarios de otras tierras españolas. Y no hay que demonizar a los que se han pasado a las filas separatistas debido a este argumento, pues hay que reconocer que los independentistas han sabido aprovecharlo bien y que, sin someterlo a crítica, parece muy convincente. El argumento es el que sigue: Cataluña es la comunidad autónoma que más produce y más riqueza tiene. El Estado español obtiene muchísimo dinero mediante los impuestos en Cataluña. Pero el Estado español invierte mucho menos de lo que ha recaudado en tierras catalanas. Por lo tanto, el Estado español es el responsable del déficit fiscal que padece Cataluña y esto significa que Espanya ens roba (“España nos roba”). El Espanya ens roba (formulación popular de la idea populista y demagógica del “expolio fiscal”) está teniendo un impacto fuertísimo en un sector cada vez mayor de la sociedad catalana, que cree que todos sus problemas derivan de la pertenencia de Cataluña a España, y que ésta les roba a los catalanes 22 mil millones de euros al año.

Pues bien, hay que desmontar esta falacia. En primer lugar, es totalmente lógico y normal que Cataluña tenga déficit fiscal: todas las regiones más ricas de cualquier estado moderno lo tienen. Pero es que dentro de Cataluña (y de esto no hablan los hipócritas dirigentes separatistas), ¡también hay déficit fiscal en algunos territorios! Por ejemplo, la provincia de Barcelona aporta muchísimo más dinero a la Generalitat que la província de Lleida (Lérida). Sin embargo, la Generalitat invierte más dinero en Lleida que en Barcelona ¿Significa esto que Lleida roba a Barcelona? ¡No! Simplemente, Barcelona es más rica que Lleida y cede parte de su riqueza (la que sea necesaria) para que los habitantes de Lleida puedan tener un nivel de vida igual o, por lo menos, similar al de los barceloneses. ¿Por qué se critica que parte del dinero de Cataluña se invierta en Andalucía y no se critica que parte del dinero de Barcelona se invierta en Lleida? Decir que una región rica debe quedarse el dinero de sus impuestos es lo mismo que decir que un ciudadano rico debe quedarse el dinero de sus impuestos. Pero esto no es así: el más rico paga más que el más pobre, y el dinero va destinado, en primer lugar, donde más se necesita, independientemente de quien lo haya aportado.
Algunos dicen que sí, que está muy bien esto de la solidaridad interregional, pero que el déficit fiscal catalán es excesivo. Dicen algunos destacados dirigentes de CiU que los länder alemanes tienen un techo de déficit del 4%. Un estudio de la entidad Convivencia Cívica Catalana ha desmentido este dato y, además, ha aportado interesantes cuestiones comparativas entre el estado español y el alemán: Cataluña tiene un déficit fiscal inferior al de los länders alemanes Hessen, Baden-Würtemberg, Hamburgo y Baviera. Otro dato interesante: mientras que el länder de Berlín (en el cual está situado la capital germana) es receptora de fondos del estado alemán, Madrid es aportadora de fondos del estado español.
Joseph Goebbels: una mentira repetida mil veces se convierte en verdad

Pese a todo, los separatistas siguen empeñados en que España trata injustamente a Cataluña. Por ello, insistieron en que el estado publicara las balanzas fiscales. Una vez publicadas, TV3 presentó los resultados: Cataluña es la segunda comunidad autónoma que más déficit tiene (después de Baleares) con más de un 8%. Hay que señalar que TV3 (que es el mayor órgano propagandístico de los separatistas) solamente presentó una de las diversas balanzas que se publicaron. Casualmente, era la balanza en la que peor aparecía el déficit catalán (en todas las demás –excepto una aparte de la publicada por TV3- se daba un déficit de algo más del 6% y, además, siempre aparecía Madrid como la comunidad con más déficit). Es decir, se mostró solamente la balanza que interesaba al poder separatista de la Generalitat, escondiendo el resto de balanzas.

Pero aún hay más: aunque aceptemos que el déficit catalán es excesivo…¿qué pasa con toda la riqueza que hay en Cataluña pero que se genera en el resto de España? Las empresas catalanas con sede en Cataluña que venden sus productos y tienen sucursales en otras tierras españolas facturan toda su producción y beneficios en Cataluña, pero el trabajo que ha generado esa riqueza se ha efectuado en otras comunidades autónomas. ¿Podemos decir que esta riqueza que está en Cataluña se ha producido en ella? Está claro que no. Ahora bien, esto no debe interpretarse como una crítica a Cataluña. Es solamente una crítica al argumento de Espanya ens roba.

Es necesario que todos los españoles nos esforcemos en dejar en evidencia esta falacia repugnante del Espanya ens roba. Somos muchos los catalanes que luchamos contra ello, cada cual de la manera que puede. Quisiera pedir a todos los que lean estas líneas que visiten la web de Convivencia Civica Catalana y lean sus informes económicos referentes a la cuestión del supuesto expolio fiscal de Cataluña. Son una clarificadora (y muy documentada) fuente de información para llevar a cabo la tarea de destapar esta gran mentira nacionalista. Tarea que no nos atañe solo a los catalanes, sino a todos los españoles. Porque Cataluña es una tierra más de España y, como tal, debe ser defendida por todos los españoles. A todos los que ya lo hacen, aquí dejo un sincero y sentido moltes gràcies, germans (muchas gracias, hermanos).

1 comentari:

  1. Barcelona 13% de deficit, lleida 8% de superavit.

    Els de lleida son uns lladres, expoliadors i la lacra de la societat catalana. Quan siguem independents seran el seguents parasits dels que desfern-nos.

    Lleida ens roba!

    ResponElimina